NoiMondoTV

La webTV che parla la tua lingua

progetto cofinanziato da
Unione Europea Ministero dell'Interno
Fondo europeo per l’integrazione di cittadini di paesi terzi
facebook
twitter
YouTube

Trabajo

lavoro-6

“La Repubblica riconosce a tutti i cittadini il diritto al lavoro e promuove le condizioni che rendano effettivo questo diritto.

Ogni cittadino ha il dovere di svolgere, secondo le proprie possibilità e la propria scelta, un’attività o una funzione che concorra al progresso materiale o spirituale della società”.

Articolo 4  - “Costituzione della Repubblica Italiana”

All’interno di questa sezione troverete pubblicata una miniguida, divisa in paragrafi cliccabili, per reperire informazioni pratiche sui documenti necessari, le prassi burocratiche da seguire ed i diritti e i doveri per lavorare regolarmente in Italia.

A continuación, las indicaciones de los diferentes tipos de permiso de estancia y los procedimientos relativos para trabajar en Italia.

Para quién ya está en Italia
Para poder trabajar en Italia el ciudadano extranjero deberá poseer un permiso de estancia que le permita trabajar, otorgado por uno de los siguientes motivos:
- permiso de estancia de un familiar de un ciudadano de la Unión Europea
- tarjeta de estancia permanente para familiares de ciudadanos europeos
- motivos familiares
- integración de menores
- trabajo de temporada
- trabajo artístico
- trabajo autónomo
- trabajo subordinado
- espera ocupacional
- trabajo de temporada, incluso plurianual
- trabajo: casos particulares
- permiso de estancia CE para residentes por largo período
- protección subsidiaria
- protección temporal
- investigación científica
- estudio (en este caso es posibile trabajar por un máximo de 20 horas por semana y 1.040 horas por año)
- motivos humanitarios
- vacaciones-trabajo

No es posible trabajar si se posee un permiso de estancia por: turismo, motivos religiosos, terapias medicinales, minoría de edad, solicitud de asilo político, negocios, justicia.

-Procedimiento para asumir trabajadores extranjeros residentes en Italia y con permiso de estancia por trabajo:
Los empleadores que deseen asumir trabajadores extranjeros que residan legalmente en Italia y que posean un permiso de estancia que les permita trabajar legalmente, deberán enviar al Centro para el Empleo del lugar donde se encuentra la sede de trabajo, dentro de las 24 hs del día anterior a la asunción, el modelo “UNILAV”, comunicación obligatoria de asunción.
Con el envío de tal modelo, que es necesario efectuar exclusivamente por via telemática, se absuelven simultáneamente todas las obligaciones de comunicación: al Instituto Nacional de Previsión Social (INPS), al Instituto Nacional para las Aseguraciones y Accidentes de Trabajo (INAIL), y otras formas de previsión sustitutivas o exclusivas, así como a la Jefatura (para profundizar, véase capítulo “PREVISIÓN SOCIAL”).

Para mayores informaciones y descargar formularios, se encuentra on-line el servicio de las Comunicaciones obligatorias en el sitio Clic lavoro: www.cliclavoro.gov.it .
- Procedimiento para asumir ciudadanos ya presentes en Italia pero sin permiso de estancia que habilite al trabajo:
El ciudadano extranjero ya presente en Italia pero no por motivos laborales, en particulares circunstancias y en el ámbito de las cuotas previstas, puede desempeñar una actividad laboral solicitando a la Jefatura pertinente del territorio la conversión del propio título de estancia.

Si posee un permiso de estancia por motivos de estudio o formación puede desempeñar:
- actividad de trabajo subordinado, después de haber obtenido en la Oficina de Inmigración, la autorización y la conversión del permiso de estancia por la Jefatura correspondiente
- actividad de trabajo autónomo, después de la necesaria comprobación de los requisitos previstos para el ingreso del extranjero por trabajo autónomo y después de haber obtenido la conversión del permiso de estancia (para mayores detalles véase el capítulo “EXTRANJEROS Y ECONOMÍA”).

Si posee un permiso de estancia por trabajo de temporada se puede, en cambio, desempeñar:
- actividad de trabajo subordinado a tiempo indeterminado, con conversión del permiso de estancia, siempre que haya obtenido el año anterior un permiso de estancia por motivos de trabajo de temporada y, a su vencimiento, haya regresado a su país de procedencia.
Para quien viene del extranjero
El número de ciudadanos extranjeros admitidos en Italia por trabajo subordinado, de temporada o autónomo (véase la sección “CONTRATOS” sobre los tipos de contratos laborales) se define en el ámbito de “cuotas de ingreso”, cifras establecidas que determinan el número máximo de extranjeros extracomunitarios que pueden entrar en Italia por trabajo.
En algunos casos, establecidos por la ley, se puede entrar por trabajo también fuera de las cuotas previstas: para conocer en detalle las categorías que se incluyen en estas excepciones y los pasos a seguir para cada categoría, se puede consultar la sección on-line “La Blue Card e otros casos especiales”.
(http://www.integrazionemigranti.gov.it/Attualita/IlPunto/Documents/focus%20blu%20card.pdf)
-Procedimiento de asunción para el ciudadano extracomunitario residente en el extranjero
Un empleador que desea establecer una relación de trabajo subordinado a tiempo indeterminado, determinado o de temporada con un ciudadano extracomunitario residente en el extranjero deberá solicitar el nulla osta a la Oficina unica de Inmigración, en las Jefaturas de la provincia, en base al lugar donde se ejercita la actividad laboral.

La Oficina de Inmigración, después de los controles previstos por la ley, otorga el nulla osta para trabajar al empleador, que en el momento de retirarlo suscribe el contrato de estancia, y comunica telemáticamente a la Representación Consular pertinente.

El extranjero que será asumido, dentro de los 6 meses de la obtención del nulla osta, deberá presentarse ante la Representación Consular pertinente para pedir y retirar el relativo visado de ingreso; dentro de los 8 días de su ingreso a Italia deberá, en cambio, presentarse a la Oficina única correspondiente para suscribir el contrato de estancia, retirar el código fiscal y el módulo relativo a la solicitud de permiso de estancia.

Para la contratación laboral de un extranjero residente en el extranjero para un trabajo de temporada, vale el mismo procedimiento antes detallado para el trabajo subordinado: la autorización para trabajar tiene una validez mínima de 20 días y una máxima de 6 o 9 meses.
El permiso de estancia por trabajo de temporada puede ser convertido en permiso de estancia por trabajo subordinado solamente después del segundo ingreso por el mismo tipo de trabajo, siempre que el interesado haya regresado al propio país de procedencia al término del primer permiso de estancia por trabajo temporal. Esta conversión deberá ser solicitada según el decreto de flujos anuales ante la Oficina única correspondiente según el lugar donde se desempeña la actividad laboral.
El ingreso en Italia de trabajadores extracomunitarios por motivos de trabajo temporales es posible solamente respetando las cuotas anuales establecidas para esta categoría en el citado decreto.

Las solicitudes deberán enviarse a la Oficina única de Inmigración solo telemáticamente, a través del sitio
https://nullaostalavoro.interno.it/, completando el módulo relativo

Para conocer en detalle la documentación solicitada y el procedimiento previsto para iniciar una actividad propia (trabajo autónomo), se aconseja consultar el capítulo “EXTRANJEROS Y ECONOMÍA”.

Cuando se llega a Italia y se han seguido los pasos para regularizar los documentos, se puede iniciar la búsqueda de trabajo. Aquí, algunos consejos para entrar en el mundo del trabajo.

El Centro para el Empleo es una oficina de la administración pública italiana que gestiona el mercado del trabajo de la ciudad o provincia donde se vive. Una vez hecha la inscripción y presentado el propio curriculum vitae, se ingresa en los registros: cuando se presentan ofertas de trabajo que corresponden al propio perfil, existe la posibilidad de una convocación a un coloquio.
En estas oficinas se filtran las demandas y ofertas de trabajo,así como otras actividades como las iniciativas para desarrollar el trabajo femenino y la organización de pasantías: son experiencias de trabajo en un ente público o privado, de duración variable y con la finalidad principal de pasar por un período de prueba para aprender una cierta cualificación laboral.
Además, es posible presentarse personalmente en el Centro y controlar los anuncios de trabajo publicados en la cartelera. En estos Centros se ofrecen también servicios informativos y de asesoramiento para poner en marcha una actividad autónoma.

Además de proponer oportunidades laborales, el Centro para el Empleo desarrolla otros servicios importantes: entre estos el de obtener el “estado de desempleo” que indica la condición de la persona sin trabajo y que está dispuesta a desempeñar y/o buscar inmediatamente una actividad laboral. Para conseguir este estado es necesario presentarse al Centro para Empleo de la ciudad donde se vive y presentar una autodeclaración que demuestre:
- las eventuales actividades laborales en el pasado;
- la inmediata disponibilidad a desempeñar actividades laborales.

Si el ciudadano extranjero posee un permiso de estancia por trabajo subordinado y pierde el trabajo, incluso por dimisión, mantiene de todos modos la inscripción en el listado anagráfico del Centro de Empleo por la misma duración de su permiso de estancia, y tiene derecho a buscar otro trabajo, como desocupado, por un período de 12 meses.

A continuación, un listado de los principales Centros para el Empleo en la provincia de Pesaro y Urbino al interno de la red JOB (sitio en el que se puede entrar – véase documento aparte).
Otra ayuda en la búsqueda de trabajo se puede encontrar en la Agencias de trabajo ( o Agencias Interinales) de la propia ciudad. Estas agencias, que obran privadamente, ayudan en la actividad de la ocupación y, en el caso en que el propio perfil corresponda a un empleo propuesto, la agencia establece una cita entre el empleador y el candidato.
A continuación, el acceso a algunas agencias de trabajo presentes en nuestro territorio: se aconseja presentarse con il propio documento de identidad, tarjeta de residencia y/o permiso de residencia (toda la documentación útil para certificar la propia residencia regular en Italia, a través de la cual se puede tener acceso a los servicios gratuitos ofrecidos por estas agencias).

 

La contratación puede tratarse de trabajo subordinato, parasubordinato o autónomo.

El trabajador autónomo desempeña su actividad autónomamente, sin depender de ningún empleador o titular (para mayores detalles, véase sección “ECONOMÍA y EXTRANJEROS”).

En el contrato de trabajo subordinado, el trabajador se compromete a desempeñar la propia actividad laboral dentro de la organización productiva (fábrica, industria, negocio) del empleador; éste último, a su vez, retribuye su trabajo con el sueldo o salario. El trabajador subordinado depende del empleador de quien recibe indicaciones sobre su propia función o actividad laboral.
Con este tipo de contrato, el trabajador goza del beneficio de una tutela por parte del estado italiano, respecto al derecho al trabajo, a la previsión social y a la contratación colectiva .
El contrato de trabajo subordinado puede ser:
- a tiempo indeterminado (en este caso el acuerdo de trabajo no establece el vencimiento del mismo)
- a tempo determinado (el final de la relación de trabajo tiene que estar escrita en el contrato)
- con horario reducido y flexible (part time)
- de prácticas (con el objetivo de formar un joven trabajador o trabajadora o ayudar a las personas que no trabajan desde hace mucho tiempo a reingresar en el mundo laboral).
______________________________________________________________________________

Con los contratos de trabajo parasubordinado, aun cuando no se cree una relación de dependencia respecto al empleador, el trabajador se compromete a ofrecer el propio trabajo a cambio de una retribución salarial. En el caso de trabajador parasubordinado, se obtendrá un permiso de estancia por trabajo autónomo. Entre los contratos de trabajo parasubordinado encontramos:
- el contrato por proyecto (Co. Co. Pro.): es un contrato que deberá indicar el proyecto específico o programa de trabajo que el trabajador encargado realizará de manera autónoma e independiente. El contrato a proyecto no prevé un horario rígido o un monto de horas predeterminado, sino el cumplimiento del proyecto en los tiempos y modalidades indicados en el momento de la firma del contrato.
- el contrato de colaboración coordinada y continua (Co. Co. Co.): es una relación de trabajo en la cual el trabajador ejerce un trabajo para un empleador por un período de tiempo prolungado sin estar bajo la condición de dependiente.
- el contrato por prestación ocasional: significa que la actividad laboral es autónoma y ejercida de manera ocasional, no superior a los 30 días y con un rembolso no superior a los 5.000,00 euros; en este caso no se crea una relación de dependencia entre el empleador y el sujeto que desarrolla el servicio (pequeños trabajos domésticos, asistencia a personas ancianas o niños, enseñanza privada, pequeños trabajos de jardinería o limpieza, colaboraciones con entes públicos o asociaciones de voluntariado por trabajos de emergencia o solidariedad).

Atención: los trabajadores extranjeros aún residentes en el extranjero no pueden ingresar en Italia para desarrollar actividades laborales sobre la base de un contrato por proyecto, de colaboración o de prestación ocasional.

Es necesario señalar, por último, el trabajo a domicilio: en tal caso el trabajo se desarrolla en el domicilio del trabajador, o sea en locales a su disponibilidad (por lo general, en su casa). A menudo, este tipo de contrato se emplea para aquellos que desempeñan trabajos de asistencia a personas ancianas, generalmente mujeres, llamadas colf (colaboradoras familiares).

Muchos empleadores actualmente, para evitar las cargas fiscales (tasas) que derivan de los contratos regulares, prefieren el trabajo en negro o irregular, o sea, una relación de tr abajo en la cual el empleador se beneficia con los servicios realizados, de un trabajador sin reconocer en cambio ningún tipo de seguridad social, de garantía o de tutela previstas por la ley y sin pagar los impuestos, como consecuencia de la ausencia de un contrato oficial: el trabajo en negro o irregular es ilegal.

Mayores informaciones:
http://www.unito.it/documenti/tipologie_contratti.pdf
http://it.wikipedia.org/wiki/Diritto_del_lavoro

En el momento de la asunción, el ciudadano extranjero tiene pleno derecho a conocer todas las informaciones sobre las condiciones de trabajo, que deberán ser incluidas en un documento escrito:
- quién es el trabajador;
- quién es el empleador;
- donde se desarrolla el trabajo;
- cuánto durará el trabajo;
- cuánto durará el período de prueba;
- cuál es el horario de trabajo;
- inclusión en las nóminas, nivel y cualificación atribuidos al trabajador;
- retribución;
- cuál es la duración de las vacaciones retribuidas;
- cuáles son los términos dentro de los cuales se puede interrumpir la relación laboral.

Cómo concluir una relación de trabajo
Para renunciar al propio trabajo, es necesario respetar el período de preaviso (escrito en el contrato) y presentar la renuncia por escrito, por medio de una carta con 2 copias, incluyendo generalmente:
- los datos de la sociedad a la cual se dirige;
- lugar y fecha;
- firma;
- firma del interlocutor.
Derechos y deberes del trabajador subordinado

El horario normal, tomando como referencia los contratos colectivos de trabajo nacional o sectorial, está establecido en 40 horas semanales. El trabajador tiene derecho a 11 horas de reposo consecutivo cada 24 horas y a un período de reposo de por lo menos 24 horas consecutivas, por lo general en coincidencia con el día domingo, cada siete días.
Las vacaciones retribuidas, a las que no se puede renunciar, deben tener una duración de por lo menos cuatro semanas.
El trabajador está obligado a ejercer la actividad laboral en el lugar establecido por las partes en el contrato laboral. El trabajador no puede ser trasladado de una sede productiva a otra salvo justificadas y comprobadas razones técnicas, organizativas y productivas.
El trabajador subordinado debe además, ser diligente, observar las disposiciones para la ejecución y para la disciplina laborales indicadas por el empleador y por sus colaboradores y debe cumplir con una conducta leal hacia su empleador no divulgando datos reservados y evitando crearle competición.
Entre los principales derechos patrimoniales y personales de los que goza el trabajador subordinado se destacan :
- el derecho a la retribución
- el derecho al tratamiento por fin de la relación laboral (TFR)
- el derecho a la integridad física y a la salud (reposo semanal y diario, vacaciones, tutela de la maternidad, etc.);
- la liberdad de opinión y protección de la privacidad y de la dignidad del trabajador
- el derecho al estudio para trabajadores estudiantes
- la tutela de las actividades culturales, recreativas y asistenciales
El trabajador subordinado tiene además algunos derechos sindicales:
- la liberdad de organización y de actividades sindicales
- el derecho al paro o huelga
- otros derechos sindicales (derechos de publicación de avisos, de usufructo de los locales haciendales para el desarrollo de las actividades sindicales, etc.)

 

Los sindicatos son asociaciones de trabajadores para la tutela de los derechos y de los intereses de quien trabaja, en el lugar de trabajo y en la sociedad. Los sindicatos representan a los propios inscritos y establecen contratos colectivos de trabajo con eficacia obligatoria para todos los pertenecientes a las categorías a las cuales hace referencia el documento.
El sindicato es un ente que representa a los trabajadores de diferentes categorías productivas.
Existen sindicatos de trabajadores y sindicatos de empleadores.
Entre los sindicatos que se ocupan de la tutela de los trabajadores están la CGIL (Confederación italiana general del trabajo), CISL (Confederación italiana sindicatos trabajadores), y UIL (Unión italiana del trabajo).
Es posible acceder a la asistencia y consultoría de los sindicatos mediante el pago de una tarjeta de inscripción anual.

Existen también asociaciones de categoría empresarial, que se ocupan de la tutela de los empleadores. También en este caso, las asociaciones desempeñan las clásicas funciones de representación, tutela, asistencia de los propios inscritos y asociados.
Algunos sindicatos de empresa: Confartigianato, Confindustria, Confesercenti, Confcommercio, Confcooperative, Federmeccanica, Confagricoltura, API, Conftrasporto, Assintel. Se cuentan centenares de sindicatos de empresa en Italia, subdividos por dimensión o tipología, por sector o tal vez, por territorio geográfico.
Además de los sindicatos de empresa existen sindicatos de trabajadores autónomos, como también de profesionales independientes.

Enlaces a los más importantes sindicatos con sedes y direcciones en el territorio (véase documento).

El sistema de previsión social italiano está a cargo del INPS (Instituto Nacional de Previsión Social) y, en lo que concierne a accidentes de trabajo y a enfermedades profesionales, en manos del INAIL (Instituto Nacional para la Aseguración contra los accidentes de trabajo).

Se incluyen los siguientes servicios:
- aseguración enfermedad y maternidad;
- aseguración contra los accidentes de trabajo y las enfermedades laborales;
- aseguración obligatoria general;
- invalidez, vejez;
- aseguración contra la desocupación;
- contribuciones para el núcleo familiar.

El sistema italiano para la asignación del subsidio de desocupación está gestionado por el INPS. En caso de pérdida de trabajo en Italia, es necesario dirigirse a la Oficina de empleo pertinente (véase listado de los Centros para el Empleo en el capítulo “CÓMO BUSCAR TRABAJO”), el cual informará sobre los procedimientos a seguir para la asignación del subsidio de desocupación.
Los desocupados tienen derecho a permanecer en Italia para buscar un empleo dentro de un período de 6 meses. Sin embargo, las autoridades no podrán imponer el abandono del territorio si se demuestra una seria búsqueda de empleo y que existen reales posibilidades de encontrarlo (por ejemplo, demostrando la presentación a coloquios en el futuro inmediato o en espera de respuesta después encuentros ya formalizados).
Dadas ciertas condiciones, existe también la posibilidad, con una solicitud al instituto previsional del país de procedencia, de continuar recibiendo durante 3 meses el subsidio de desocupación a cargo del país en el cual se está asegurado.

Para mayores detalles se pueden consultar los siguientes sitios:
http://web.usal.es/~auesa/atenea/italia/traba5.htm
http://www.inps.it/portale/default.aspx
http://www.inail.it/internet_web/appmanager/internet/home

 

El trabajo autónomo es una condición de trabajo por el que una persona se compromete a cumplir una obra o un servicio, con trabajo propio y sin depender de un empleador. El trabajador autónomo gestiona en plena autonomía la propia actividad.
El extranjero que quiera ejercitar una actividad propia de trabajo autónomo en Italia deberá poseer los requisitos profesionales indicados por la ley a los ciudadanos italianos para el ejercicio de tal actividad, aceptando las condiciones para la inscripción a registros de categorías:

1)- deberá solicitar a la autoridad administrativa pertinente (que se ocupa de la entrega de las relativas licencias o del control de la inscripción al registro) una declaración de que no subsisten motivos que impiden la entrega del título de habilitación necesario: por ejemplo, a la Cámara de Comercio para la inscripción en el Registro a empresarios comerciales, al Ayuntamiento para actividades comerciales que necesiten solamente la comunicación del inicio de la actividad, etc. La declaración deberá tener fecha no anterior a los 3 meses de la solicitud.

2)- para ejercitar una profesión es necesario el reconocimiento del título profesional extranjero obtenido en un país no perteneciente a la Unión europea y la eventual habilitación o registración al registro de la categoría, si es necesario (véase el capítulo dedicado al reconocimiento de los títulos al interno de la sección “INSTRUCCIÓN”.

3)- es necesario, además, solicitar un certificado de los parámetros financieros sobre la disponibilidad de los recursos necesarios para la actividad que se desea iniciar. Este certificado será otorgado por la Cámara de comercio pertinente por territorio, siempre que la actividad que se pretenda desarrollar tenga carácter empresarial. La certificación puede ser otorgada también por los órdenes profesionales relativos, para las actividades sujetas a la inscripción en los colegios profesionales.

4)- es necesario demostrar la disponibilidad de una alojamiento adecuado: se deberá presentar un contrato de compra o de locación del inmueble (según los art. 2 y 4 de la ley 4.1.1968, n. 15) o la declaración de un ciudadano italiano o extranjero residente legal en Italia que certifique haber puesto a disposición del extranjero un espacio idóneo.

Una vez obtenida toda la documentación necesaria, el extranjero deberá presentarla ante la Representación diplomática italiana pertinente, solicitando un visado de ingreso para trabajadores autónomos.
Están previstas por la ley las obligaciones y trámites burocráticos para la puesta en marcha de la actividad:

- elegir el Código de la Actividad: en función del tipo de actividad que se quiera iniciar, es necesario seleccionarlo entre aquellos previstos por la norma vigente. Si la actividad no se encuentra entre los mismos, será necesario utilizar un código general que mejor se adapte al tipo de ejercicio. Sobre la base de la elección del código cambiará la gestión fiscal y previsional.

- elegir el Régimen Fiscal: según la facturación anual prevista se deberán seleccionar regímenes fiscales específicos de los que podrán derivar diferentes modalidades de gestión de la contabilidad. Para mayores informaciones, consultar el sitio de la Agencia de réditos (www.agenziaentrate.gov.it)

- completar la Declaración de Inicio de Actividad: para esto, es posible dirigirse directamente a los funcionarios de la Agencia de Réditos (Trabajo autónomo) o de la Cámara de Comercio (Actividad Empresa). Para recibir asesoramiento, hay que dirigirse a uno de los Centros de Asistencia Fiscal especializados o a un Contador público.
- abrir la Partida IVA: si el código de actividad seleccionado se incluye entre las Actividades Empresariales es necesario dirigirse a la Cámara de Comercio. En cambio, si está dentro de la categoría de trabajo autónomo, es necesario dirigirse a la Agencia de Réditos. La Partida Iva es un código que sirve para identificar a cada ciudadano o hacienda que ejerce una propia actividad económica: la apertura y cierre de la Partida IVA son gratuitas. Es necesario presentar una declaración dentro de los 30 días del inicio de la actividad o de la creación de una sociedad. Los modelos para presentar la solicitud son AA9/8 para las personas y AA7/8 para las sociedades. Si no es posible presentarse personalmente a la Agencia de Réditos, la declaración de inicio de actividad puede ser enviada por carta certificada (es importante enviar una copia del documento de reconocimento), o por vía telemática, al siguiente sitio, después de haberse registrado : http://telematici.agenziaentrate.gov.it. O también, se puede ir a la Oficina de Registro de empresas que, por lo general, se encuentra en la Cámara de Comercio, Industria, de Artesanos, de Agricultura (véase el capítulo “SINDICATOS”). También en este caso es necesario estar registrados. Cuando se posee la Partida Iva, es necesario llevar un registro de los movimientos contables de la hacienda. Los siguientes registros son obligatorios y deberán estar al día en cada operación:
- Registro de las facturas emitidas
- Registro de las facturas recibidas
- Registro de las remuneraciones (solo en los casos previstos). Las facturas sirven para certificar los movimientos de la hacienda y tienen que estar emitidas por cada operación. Pero hay algunas excepciones: para negocios de alimentos o de ropa, la factura se sustituye por el ticket fiscal; en los restaurantes y en las lavanderías la factura se sustituye por un recibo fiscal. Cuando se posee una Partida Iva, cada año es necesario presentar el modelo ÚNICO para la declaración de réditos. Es importante saber que aunque no resulten facturas recibidas ni emitidas, es obligatoria la presentación del módulo. Es posible pedir asesoría a un empleado de la Agencia de Réditos para poder gestionar las diferentes operaciones. Para mayores informaciones, es posible consultar el siguiente sitio:
http://www.agenziaentrate.gov.it/wps/portal/entrate/agenzia

- inscribirse al INPS o a otra Caja Previsional: de acuerdo a la actividad desarrollada será necesario inscribirse a una forma previsional específica gestionada por el INPS o por otros entes previsionales sectoriales

- inscribirsi al INAIL: inscripción a la aseguración obligatoria contra accidentes de trabajo y enfermedades profesionales en la sede INAIL pertinente por territorio

- segnalación Certificada de inicio de actividad (SCIA): se efectúa en el Ayuntamiento (SUAP – Oficina Única para las Actividades Productivas) para verificar el respeto de las normas urbanísticas, edilicias, ambientales, de seguridad pública, de prevención de incendios, higiénico-sanitarias y de seguridad en los lugares de trabajo; de las normas relativas a la eficiencia energética y de las disposiciones contenidas en el código de bienes culturales y del paisaje.

A partir del 1° de abril de 2010 las empresas, comprendidas aquellas individuales, tienen la obligación de absolver los trámites administrativos en procedimientos de inicio, modificación o cesación de la actividad, mediante una Comunicación Única (ComUnica), por vía telemática o por medio de soporte informático. De este modo, un único destinatario se hará cargo de transmitir a los diferentes Entes comprendidos las informaciones relativas a cada uno de estos.

 

Partners

Provincia PU
Comune di Fano
Caritas Diocesana
ass. Millevoci
CSV Marche
ass. MilleMondi
L'Africa Chiama
ass. NuovoOrizzonte
Apito
Comunità Montana
Logo Cremi

Iscriviti alla Newsletter